Noche de fogosas fantasías termina en una triste realidad Un joven trabajador petrolero aprovechando su franco salió a divertirse y fue en un pub nocturno céntrico donde conoció a una joven mujer con la cual entablaron una rápida relación seductora que para una mayor intimidad y conocimiento, los llevó al domicilio del hombre de 28 años en barrio Pueyrredón. Y la amorosa propuesta entusiasmó mucho más al hombre cuando la mujer aceptó e incluso propuso llevar a su hermana “¿Te animás a una cama redonda?…” le habría dicho al oído al joven y soltero trabajador petrolero.

La cuestión es que la pareja subió al Mini Cooper color claro del hombre y fueron en busca de la supuesta hermana a quien levantaron en el barrio 30 de Octubre y partieron hacia el domicilio del joven.

Le desmantelaron la casa y se llevaron hasta el Mini Cooper

La historia transcurrió hace apenas una semana, el pasado martes 21 de abril en horas de la madrugada. El trabajador petrolero llegó con las dos jóvenes mujeres a su casa y puso sobre la mesa todos los ingredientes para pasar momentos maravillosos y quizás, inolvidables. Algo para picar y algunas buenas bebidas. Lo que siguió queda al libre albedrío.

Lo cierto es que el hombre despertó varias horas después. Muchísimas, cerca de las 6 de la tarde. El dolor de cabeza era terrible y apenas recordaba entre risas y música de fondo, haber tomado del vaso que una de las mujeres le sirvió, seguramente con alguna o más pastillas como para dormir a un elefante, se habrá preguntado a juzgar por las muchas horas que durmió.

A simple vista notaba el faltante de varios electrodomésticos, incluyendo el televisor LED y la consola playstation, aunque lo que más bronca y preocupación le dio fue al salir al patio y descubrir que también le habían llevado el coqueto Mini Cooper.

Debió llamar a un amigo que lo acercara a la Seccional Tercera para radicar la correspondiente denuncia.

Policías en acción

Es así que además de la Seccional Tercera, tomaron intervención la Brigada de Investigaciones y la Policía Científica. Esta última tendría un grado de participación importante para dar con las dos mujeres ya que en algún vaso u otro elemento de la casa, lograron levantar rastros de huellas dactilares que cotejaron en el sistema AFIS para identificar al menos a una de las mujeres. La Brigada de Investigaciones a cargo del comisario Fabián Millatruz se encargaría del resto.

Primeramente, llegando hacia una chacra abandonada cercana a barrio Laprida donde lograron detectar y secuestrar el Mini Cooper.

De todos estos pasos estaba en pleno conocimiento el Ministerio Público Fiscal que ayer solicitó sendas órdenes de allanamientos. Una se haría efectiva en un domicilio de la calle Guaraní y la restante en un departamento situado en el sector 7 del barrio 30 de Octubre. En este último domicilio reside una mujer archiconocida de la Policía comodorense, identificada como Gisela Pérez, de aproximadamente 26 años, cuya expareja de apellido Alcaina se encuentra privado de su libertad por diversos delitos contra la propiedad.

Justamente, cuando en las últimas horas de la tarde de ayer la Brigada de Investigaciones se aprestaba a ingresar a dicho domicilio, los sabuesos policiales se percataron de que desde el interior intentaban deshacerse de un bolso de dimensiones regulares, aunque no pudieron. Cuando abrieron el bolso, detectaron diversas prendas de vestir y algunos otros elementos pertenecientes al trabajador petrolero, se informó.

Se trata del segundo caso de modalidad “viuda negra” que acontece en la ciudad en contadas semanas. El anterior ocurrió en el domicilio de otro hombre domiciliado en avenida Kennedy donde también le desmantelaron la casa.

Al cierre de esta edición aún continuaban con las diligencias judiciales, aunque se especulaba que por tratarse de delitos considerados excarcelables, no habría detenciones por el momento.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

A %d blogueros les gusta esto: