La soja cayó a $2.000 y crece la retención de los productores Los 2.000 pesos que vale hoy una tonelada de soja, remonta a valores que se vieron por primera vez haya por septiembre de 2013. Precios de quebrantos para los 58 millones de toneladas que por éstos días empezaran a llegar a los puertos del todo el país.

Ni siquiera el retroceso que se observa en las bolsas de cereales acelera la comercialización por parte del productor. Según datos del Ministerio de Agricultura, al 11 de marzo el productor vendió en la primera semana del mes en curso 1,1 millones de toneladas, sin embargo éste volumen representó una caída de casi el 40% frente a los 1.8 millones que vendió en los últimos días de febrero.

Además y también sobre datos de la cartera agropecuaria, la trilla llega con 7,73 millones de toneladas de carry de la campaña pasada, siendo la más alta de la serie. Esto demuestra la alta retención que hace del poroto el ruralista.

Pero el productor se empecina y pareciera que busca algún rebote en los mercados que le permita ganar lo que ya perdió. El escenario no es el indicado. El informe semanal de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), anticipó que las señales a mediano plazo no muestran potencial de recuperación. Holgados stocks, mayor disponibilidad de poroto a nivel local y la perspectiva de un aumento en el área sembrada en Estados Unidos este año se conjugan para prever que la holgura del balance, por lo pronto, se mantiene.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

A %d blogueros les gusta esto: