Fin de la novela: fueron sobreseídas las parejas imputadas La Justicia desvinculó a los dos matrimonios de Casilda de la denuncia de Liliana Montenegro por la supuesta sustracción de sus mellizos en julio. Gabriel Mahieu, abogado de uno de los imputados, se había mostrado optimista esta mañana

espués de cinco meses de idas y vueltas, finalmente la jueza penal Mariel Minetti, que interviene en el caso del supuesto robo de los mellizos de Liliana Montenegro, resolvió la situación de los dos matrimonios imputados. La magistrada dictó el sobreseimiento de las dos parejas, que de esta manera quedan desvinculadas de la causa. Ahora los abogados esperan que prospere la denuncia que hicieron contra Montenegro por falso testimonio.

El caso motivó cientos de opiniones, especulaciones, derivaciones políticas y tuvo gran repercusión nacional. Las parejas oriundas de Casilda que fueron imputadas como presuntas apropiadoras de los bebés que Liliana Montenegro dijo haber dado a luz, debieron guardar prisión domiciliaria durante un tiempo.

De acuerdo a lo que informó el periodista de policiales y judiciales de Radio 2, Hernán Funes, actualmente ninguna repartición policial de la provincia de Santa Fe tiene oficio para buscar a los bebés que la mujer de Zavalla denunció como sustraídos.

Ahora los abogados defensores pretenden posicionarse como querellantes a partir de la denuncia que radicaron contra Liliana Montenegro por supuesto falso testimonio.

Gabriel Mahieu, el abogado de una de las parejas acusadas, se había mostrado optimista esta mañana en diálogo con Radiópolis, el programa que conduce Roberto Caferra por Radio 2, Mahieu opinó que la investigación de las fiscales Lorena Aronne y Marianela Luna estuvo mal encarada desde el principio porque tomaron como ciertos los dichos de una mujer, “nunca corroborados técnicamente”.

Reconoció que el otro matrimonio imputado, la hermana y cuñado de su clienta, también le creyeron a Montenegro ya que pensaban llevar a cabo una adopción directa, pero en el caso de sus defendidos aseguró que jamás hubo contacto e incluso destacó que está probado en la causa que el día del supuesto robo sus representados estaban de viaje.

“Espero que se desvincule a mis clientes, no hay otra alternativa”, enfatizó. La Justicia luego le dio la razón.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

A %d blogueros les gusta esto: