Bonfatti traccionó la lista de diputados y se quedó con la mayoría de los lugares Quedó cerca del control de la Cámara. Cavallero fue el gran ganador en el justicialismo. Varias fuerzas no alcanzarían.

La lista de precandidatos a diputados provinciales que encabezó el gobernador Antonio Bonfatti fue la gran ganadora de las Paso de ayer y, además de colocar a la mayoría de sus integrantes en la nómina definitiva del Frente Progresista, asoma como el espacio que en las elecciones generales sea la más votada y le permita así acceder a 28 de los 50 escaños de la Cámara baja.

Bonfatti fue el tractor de una lista que obtuvo 445.065 sufragios, por lejos la más votada, tanto dentro del Frente Progresista (641.943) como compitiendo con la totalidad de las fuerzas políticas. Adentro del Frente, el 69,3 por ciento obtenido le aseguró 23 de los primeros 28 lugares de la lista definitiva, dejando a la nómina que encabezó el senador nacional Rubén Giustiniani con el 17,2 por ciento y otros cinco puestos en la grilla.

La segunda fuerza más votada fue el Frente Justicialista para la Victoria que alcanzó los 307.827 sufragios, quedando a una diferencia que aparece como indescontable en la elección general. Aquí, la nómina liderada por Héctor Cavallero sumó el 40,2 por ciento de los votos hacia adentro, superando a Luis Rubeo (24,7 por ciento), Claudia Giaccone (20,6 por ciento), Omar Pastorutti (5,3 por ciento), Oscar Urruty (4,5 por ciento) y Marcel Suberbie (3,5 por ciento). De esta forma, el sector de Cavallero se quedó con 12 de los primeros 28 lugares de la lista definitiva, seguido por Rubeo (7), Giaccone (6), y uno para Pastorutti, Urruty y Suberbie.

Por el lado del PRO, se presentó una sola lista que fue encabezada por el actual concejal de Rosario Rodrigo López Molina, que quedó tercera con 188.657 votos.

En cuarto lugar quedó el Frente Renovador con 52.201 sufragios en total, y dentro del cual compitieron tres listas: la de Susana Stochero (55,7 por ciento), el ex intendente de Santa Fe Martín Balbarey (26,8 por ciento) y Gabriel Monserrat (17,4 por ciento).

Posteriormente se ubicaron el Frente Social y Popular, que llevó una única lista liderada por Carlos Del Frade, que sacó 48.218 votos; Unite, con Carlos Cossia, obtuvo 37.457 sufragios; y el Frente de Izquierda, con María Molina, consiguió 36.615 votos.

Finalmente, en el Frente de la Cultura, la Educación y el Trabajo, las listas del sindicalista Pipi Andrada (51,8 por ciento) y Miguel Zalazar (48,2 por ciento) se repartieron los 32.409 votos en su interna.

Perspectivas para junio. De cara a las elecciones generales del 14 de junio próximo, el Frente Progresista aparece como el gran candidato a quedarse con 28 de los 50 escaños de la Cámara de Diputados, tal como lo establece la Constitución provincial para la fuerza más votada en esa categoría.

En cambio asoma un serio problema para las listas encabezadas por Stochero, Del Frade, Cossia, Molina y Andrada, ya que en la elección general deberán mejorar su cosecha considerablemente para superar el piso electoral de 77.202 votos para poder acceder a disputar lugares por el sistema D’Hont. Es que la legislación electoral establece superar el 3 por ciento del padrón electoral (2.573.431 santafesinos) para entrar en la discusión.

Si el 14 de junio se repitiesen los resultados de ayer, las 22 bancas para las minorías en Diputados se repartirían sólo entre dos fuerzas: el Frente Justicialista y el PRO, quedando 13 bancas para el peronismo y 9 para los acólitos de Miguel Del Sel.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

A %d blogueros les gusta esto: