AUTOPISTA ROSARIO.RUFINO

En el marco de los progresos de los estudios y elaboración del proyecto ejecutivo de la autopista Rosario-Rufino para la ruta nacional 33, la Dirección Nacional de Vialidad aprobó en el final de 2014 el informe de la consulta pública realizada en la ciudad de Casilda. De esta manera, quedó definida la traza que tendrá la nueva conexión vial entre Rosario y Rufino en el tramo que va desde Colonia Las Flores (entre Sanford y Casilda) a Pérez. Con ello, se completó el cuarto tramo en estudio y de este modo quedó completamente ratificada la traza completa desde Rufino a las cercanías de Rosario para la nueva autopista.

Vale mencionar que en los tres tramos correspondientes desde Rufino hasta las inmediaciones de Casilda las consultoras ya avanzan con la elaboración del anteproyecto de la obra, tal como está establecido en los contratos subscriptos.

Con todo, el Estado Nacional, por intermedio del Ministerio de Planificación Federal y Vialidad Nacional, avanza con las acciones para materializar 250 kilómetros de autopista que unirán Rosario y Rufino, con una doble calzada de dos carriles cada una, con banquinas pavimentadas, más intercambiadores de acceso y cruce cada cinco a siete kilómetros, y accesos a todas las localidades cercanas.

Los cuatro contratos en vigencia para contar con el proyecto y pliego licitatorio final de la obra representan una inversión de 18 millones de pesos para el Estado Nacional.

Cómo será la traza. Con inicio de la doble vía rápida en una obra prevista de conexión con la Avenida Uriburu para ingresar a la ciudad de Rosario, la autopista seguirá por el surdeste de la actual ruta 33, dado que en todo el tramo resulta impracticable duplicar la calzada existente por la presencia de construcciones y la falta de espacio para ampliar la zona de camino, con paso por tramas urbanas.

Desde allí, y como resultado de la consulta pública, se optó por seguir el trayecto de la actual ruta provincial 17-S, con variantes en Coronel Arnold y Fuentes. la traza continuará al sur de Casilda hasta conectar con el acceso a Colonia Las Flores, donde comienza el siguiente tramo ya definido.

Como la Rosario-Córdoba. Como se recordará, el Estado nacional planifica construir entre Rosario y Rufino para la ruta nacional 33 una autopista de similares características a la que conecta a la ciudad de sur santafesino con Córdoba o Buenos Aires. Ello representa dejar una doble vía, de dos carriles por mano, con dos calzadas y banquinas internas y externas pavimentadas, cantero central y calles colectoras paralelas. Para mejorar la conectividad transversal de los caminos rurales y rutas provinciales, se prescribe la construcción de cruces con puentes y ramas de ingreso y egreso a la vía principal cada aproximadamente cinco kilómetros.

Con respecto al resto de la traza, hasta la zona entre Firmat y Villada discurre por el surdeste de la actual ruta nacional 33, a unos cinco kilómetros aproximadamente de distancia, siempre con accesos a los poblados. Luego, sigue por el sector noroeste de la traza actual hasta pasar Venado Tuerto. Finalmente, al suroeste de esta ciudad, toma la actual ruta 33, con su zona de camino que será ampliada para albergar la doble calzada, con variantes de paso en las localidades intermedias, hasta llegar a Rufino, donde pasará por el oeste de la trama urbana hasta conectar con las rutas nacionales 7 y la propia 33, hacia General Villegas.

Anteproyecto

Los cuatro tramos en estudio se encuentran en etapa de anteproyecto de obra. La documentación técnica debe ser visada y aprobada por Vialidad Nacional para luego continuar con la etapa final de la elaboración del proyecto Ejecutivo y definitivo de la autopista. Allí será cuando se apruebe el proyecto licitatorio.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

A %d blogueros les gusta esto: