Al fin esto termina, Zavalla es más que una mentirosa que embarró a muchos” Lo afirmó presidente de la comuna, José Mujica, acerca del fallo judicial en el que se sobreseyó a los cuatro imputado por el presunto robo de dos bebés recién nacidos.

Este caso se cerró cuando la junta médica de Córdoba determinó que no había existido embarazo. Y ese dictamen no hizo más que confirmar lo que nosotros planteamos desde un principio, basados en la denuncia, que la mujer nos había mentido”.

Así se expresó esta mañana el presidente de la comuna de Zavalla, José Ignacio Mujica, al comentar el fallo de la Justicia que sobreseyó a las dos parejas que estaban acusadas por la presunta sustracción de dos bebés recién nacidos en esa localidad.

En declaraciones al programa “Todos en La Ocho”, el intendente de Zavalla sostuvo: “Nosotros recibimos el caso derivado del Samco. Todo comienza con el certificado médico de una endocrinólogo del Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria no revisó al Liliana Montenegro. Ese certificado médico, sin constatar si ella estaba embarazada, hizo arrancar este desbarajuste”.

Mujica expresó que en los primeros días de agosto a Montenegro se le hicieron unos análisis que dieron negativo, “es decir no compatibles con un parto reciente. También hubo una ecografía del primero o cuatro de agosto (12 o 15 días después del presunto parto) que dio que el tamaño de útero no coincidía con un alumbramiento reciente. Me parece que la información se manejó muy mal y el accionar de la Justicia se basó solamente en los dichos de esta mujer”.

Mujica reiteró que en todo el proceso hubo un “testimonio clave”. “Había dos albañiles de la comuna que estaban construyendo dos piezas y un baño en la casa de Montenegro para cuando nacieran los bebés. El lunes 14 de julio a Pablo Gallo le dijo que habían nacido y que estaban en el Baigorria. El martes 15 le informó que habían muerto en la sala de neonatología del mismo hospital. Cuando nosotros investigamos detectamos que eran todas mentiras. Pablo Gallo, que es un empleado comunal, declaró esto mismo en la Fiscalía. Puso en contradicción los dichos de esta mujer y nadie le dio bolilla”.

“Yo le pedí al fiscal regional Jorge Baclini que investigara porque nadie le creía a Montenegro. Yo creo que los fiscales se han equivocado. Nadie en la sociedad de Zavalla salió a defender a esta mujer porque nadie le creía. Siento alivio de que este caso se cierre, porque Zavalla tiene mucho más que un caso de una mujer mentirosa que terminó embarrando a un montón de gente”, agregó.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

 

A %d blogueros les gusta esto: